Algunos beneficios de la práctica de Yoga

       ALGUNOS BENEFICIOS DEL YOGA

  • Activa y mejora el funcionamiento de todo el organismo.
  • Combate y previene el estrés, la ansiedad, las neurosis, la depresión, la fatiga, el insomnio, la irritación, los problemas cardiacos, el asma, las ulceras, el estreñimiento, la aerofagia, dolores reumáticos, cefaleas, espasmos, tics, etc.
  • Favorece la atención, la concentración, el rendimiento, el aprovechamiento de energías, la resolución de conflictos internos, la comprensión, el carácter, la autodeterminación, las relaciones con uno mismo y con los demás.
  • Mejora la circulación sanguínea. Fortalece, tonifica, relaja y flexibiliza las articulaciones y los músculos de todo el cuerpo.
  • Mejora el funcionamiento del cerebro. Estimula sus potencialidades.
  • Refuerza, activa y mejora el funcionamiento de la glándula tiroides, la espalda, la pelvis, los ojos, órganos abdominales todos los órganos internos como corazón, riñones, páncreas, bazo, pulmones, intestinos, hígado, órganos sexuales.
  • Ayuda en los problemas menstruales.
  • Calma y equilibra el sistema nervioso.
  • Mejora y previenen enfermedades físicas, psíquicas y emocionales.
  • Facilita los estados de calma, claridad mental y lucidez. Estimula las capacidades artísticas y creativas.
  • Favorece el desarrollo de estados superiores de conciencia.
  • Es una herramienta para el autoconocimiento, la mejora de la autoestima y de las relaciones con los demás. Es un espacio abierto a nuevas vivencias.
  • Armoniza dos de las energías esenciales del ser humano; la energía mental y la vital, llamadas en el lenguaje yoguico Ida y Pingala. Estas energías tienen una influencia enorme en toda la vida de los seres humanos.
  • Suelta y libera bloqueos energéticos. Estimula la circulación pránica. Activa y regula la energía kundalini (Energía espiritual)
  • Equilibra la actividad de los chakras o centros psicoenergéticos
  • Regula el equilibrio acido-base del organismo
  • Estimula el sistema parasimpático con la consiguiente disminución de la tasa de adrenalina en sangre
  • Purifica la mente, desarrollando sus cualidades positivas, invita a la comprensión clara de uno mismo. Mejora el estado de ánimo. Combate la ansiedad y el estrés al reducir el nivel de lactato en sangre. Dota de equilibrio y armonía a la unidad psicosomática. Nos sitúa a cada momento en lo que “es”, mejorando el desarrollo de todas nuestras actividades cotidianas.
  • Y mucho más…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*