ANAHATA CHAKRA o chakra del corazón

 

descarga

 

Descripción: anahata puede traducirse como “sonido sin esfuerzo” o sonido cósmico-trascendental. Este centro rige los sentimientos. Cuando esta energía se encauza correctamente se transforma en amor incondicional y sin expectativas  Vinculado al sentido del tacto y a la piel. Suele manifestarse en los estados de meditación profunda su activación suele despertar sentimientos de amor, devoción y compasión; guiados por una gran calma y tranquilidad mental. Los yoguis afirman que en este centro reside jivatman el alma individual..

Ubicación: está situado en la espina dorsal a la altura del corazón.

Punto reflejo o kshetram: se encuentra enfrente del chakra a la altura del centro del pecho.

Simbología: se suele representar anahata como una flor de loto con doce pétalos. El color puede variar desde el azul al rojo o verde según la experiencia percibida. Dentro hay una estrella de seis puntas que representa la fusión Shiva/Shakti, la unidad de conciencia y energía, materia y espíritu, lo intelectual y lo emocional. En el centro está representado la luz del Ser (akhanda jyoty)   Su animal característico es el antílope negro que representa la bondad, la certeza, el estado de alerta. En la raíz del mandala de la derecha hay un árbol llamado el kalpa taru o árbol de los deseos, es un símbolo de la conquista de nuestro propio destino más allá de las determinaciones.

Bijamantra o vibración esencial: YAM

Los ocho estados psicológicos de anahata chakra según las gunas:

  1. Anahata tamasico: personas totalmente cerradas a nivel emocional.  Egoístas extremos. Psicópatas en algunos casos.
  2. Anahata tamasico-rajasico: menos aisladas  emocionalmente. Sienten la necesidad de juntarse con personas afines, si no lo consiguen se frustran. En el peor de los casos se juntan con grupos criminales. Los miembros de estos grupos se acaban traicionando unos a otos.
  3. Anahata rajasico-tamasico: se dan cuenta de su dependencia hacia los demás para conseguir sus objetivos personales. Si no consiguen la aprobación de los otros se sienten menospreciados. El aspecto tamasico puede hacerles resentidos y oscurecer sus acciones. Si empiezan a practicar yoga puede ayudarles a encauzar su vida y mejorar.
  4. Anahata rajasico puro: aquí nos encontramos con los pasionales. El amor lo viven desde una visión egoísta y externa. Piensan que la fuente del amor procede de fuera de ellos mismos, esto les hace dependientes y cautivos. “Si tu no me amas a mi yo no te amo a ti”, “si no me quieres me muero”. Buena parte de las canciones “románticas” van dirigidas a los anahata-rajasicos. Cuando la persona amada les retira su amor se vuelven resentidos, celosos, iracundos, heridos, etc.  El yoga les puede ayudar a elevar su nivel de conciencia y hacerles entender que la fuente verdadera del amor esta dentro de ellos mismos.
  5. Anahata rajasico-satvico: el aspecto satvico hace que empiecen a ser considerados hacia los demás. Empieza a emerger en ellos cualidades positivas como la compasión, el respeto por las necesidades de los otros y del entorno en el que viven. Considerados también hacia los animales y el respeto a la naturaleza. El aspecto rajasico les puede volver limitados o selectivos a la hora de amar, centrándose principalmente  hacia su círculo mas inmediato de amigos y familiares.
  6. Anahata satvico-rajasico: expresan amor hacia todos, no solo hacia su círculo más inmediato. Preocupados en ayudar a todo el mundo. Sienten compasión por los que sufren y se alegran de los que son afortunados y les van bien las cosas. Algunos practicantes y profesores de yoga se encuentran en este grupo. Los bhakti y karma yoguis están en este nivel.
  7. Anahata satvico puro: no solamente expresan su amor incondicional hacia todos sino que se han convertido en el propio amor. Las personas que se les acercan sienten una gran alegría en su presencia. Con facilidad calman las disputas.
  8. Anahata iluminado: aquí acontece la experiencia del amor cósmico. Un amor profundo y que transforman para siempre a la persona. Todos los miedos se disuelven y lo que queda es una paz inmensa, compasión infinita y el sentimiento de que “todo es como debe de ser”.

 Anahata como carácter predominante

Las personas con anahata predominante en su carácter ven el mundo desde las emociones.  Si estas son positivas, las expresaran a los demás en forma de benevolencia, cariño y compasión. El problema puede surgir si las emociones toman otra dirección más negativa como celos, ira, envidia, resentimiento, culpa, etc. Las prácticas del bhakti yoga les pueden ayudar a encauzar sus emociones positivamente, así como la ayuda desinteresada a los demás. También las prácticas de raja yoga les pueden traer equilibrio.

  1. Anahata tamasico predominante: no es habitual un anahata tamasico como carácter predominante, ya que anahata en si mismo representa el amor y no la oscuridad tamasica. Pero puede ocurrir que la persona tenga como carácter predominante aspectos emocionales negativos. Si son extremos pueden ser peligrosos. El bhakti yoga y otros métodos les pueden ayudar mucho.
  2. Anahata rajasico predominante: compasivos y considerados. Cuando les asaltan emociones negativas se vuelven resentidos y vulnerables  Sienten rabia por las injusticias del mundo.  Deben de recordar la esencia del espíritu del bhakti y el karma yoga.
  3. Anahata satvico predominante: entregados por completo al servicio de los demás. Compasivos y sabios. Muchos de ellos trabajan por el beneficio de los otros silenciosamente. Con gran conciencia espiritual. Entre ellos encontramos a Gandhi, la Madre Teresa de Calcuta y la maestra espiritual Amma.

Practicas yoguicas para anahata

Asanas: sarpasana, dhanurasana, ustrasana, kandarasana, matsyasana, gomukasana, supta virasana, gupta padmasana baddha padmasana, uttan pristsana natarajasana.

Pranayama: bhramari pranayama

Mudras: hridaya mudra

Concentración/meditacion: meditación en el sonido natural de la respiración (so-ham), anahata suddhi, meditación maitri, repetición del bijamantra YAM, meditación en el símbolo de anahata, pratipaksha bhavana (cultivo de los opuestos)

Otras prácticas: bhakti yoga

 Fernando Pardo 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*