Kaya Shtairyam. Fundamentos de la meditación

 

La palabra “kaya” quiere decir cuerpo y “shtairyam” inmovilidad, por tanto “kaya shtairyam” es la práctica tantrica de la inmovilidad del cuerpo. Cuando se desarrolla inmovilidad del cuerpo, la mente le sigue y es posible entonces concentrarla en un punto. Todos las prácticas yoguicas de concentración o dharana requieren desarrollar la inmovilidad del cuerpo. La inmovilidad física lleva a la inmovilidad psíquica, es decir la sensación de que no podemos mover el cuerpo, esto solo es una sensación ya que si quisiéramos si que lo podríamos mover sin problema. Si hay inmovilidad psíquica, esto implica un alto grado de relajación, requisito este indispensable para poder seguir avanzando hacia estados más profundos.

Kaya shtairyam es una practica básica pero al mismo tiempo completa y profunda en si misma.

Instrucciones

  1. Siéntate en una postura de meditación que te resulte cómoda y que puedas mantener durante algún tiempo. Haz los ajustes necesarios. Mantén la espalda derecha y la cabeza alineada. Pon las manos en chin o jñana mudra. Cuenta cinco respiraciones.
  2. Toma conciencia de tu cuerpo de manera global. Siente tu postura. Visualiza tu cuerpo externamente, como si tuvieras un espejo delante. Observa tu cuerpo de frente, de lado, desde arriba, de espaldas. Desde todos los lados a la vez.
  3. Evoca la sensación de que tu cuerpo es como un árbol con raíces profundas en la tierra. Las raíces son las piernas y nalgas, el torso es el tronco del árbol, los brazos son las ramas y la cabeza es la copa. Eres un árbol bien enraizado a la tierra.
  4. A continuación vamos a mover la atención por distintas partes del cuerpo. Toma conciencia durante unos segundos o minutos de tu pie derecho y las sensaciones que se presenten en esa zona….después haz lo mismo con el pie izquierdo…pantorrilla y espinilla derecha, pantorrilla y espinilla izquierda, muslo y nalga derecha, muslo y nalga izquierda. Toma conciencia de ambas piernas y nalgas a la vez…. Lleva la atención a tu espalda y nota las sensaciones que aparecen. Siente tu abdomen, nota como se mueve con la respiración. Percibe el pecho, después el brazo derecho y la mano, brazo izquierdo y la mano. Ambos brazos a la vez. Conciencia de tu cuello….del rostro…..de la cabeza…. Siente todo el cuerpo a la vez. Nota las sensaciones de todo el cuerpo a la vez.
  5. Evoca la sensación de inmovilidad y firmeza. Puedes visualizarte firme como una montaña. Inmovilidad y calma…………Poco a poco el cuerpo se irá poniendo rígido y tendrás la sensación de que no lo puedes mover, pero solo es una sensación. Esto quiere decir que has alcanzado un alto grado en la práctica
  6. Una vez alcanzada la inmovilidad, toma conciencia de la respiración natural y de su movimiento espontáneo.
  7. Ahora alterna la conciencia de la respiración, con la conciencia del cuerpo. A medida que el cuerpo se vuelve más rígido, la conciencia se ira trasladando de manera natural y sin esfuerzo hacia la respiración. En ese momento la respiración se vuelve muy sutil, hasta parecer como si se hubiese detenido.
  8. Las experiencias de la mente y el cuerpo son debidas a la respiración. En la medida en que la experiencia de la respiración se vuelve más sutil, comienza a emerger la experiencia de la conciencia, cada vez con menos ropajes, menos identificaciones, más pura.
  9. Canta tres veces el mantra

Notas aclaratorias

  • Comienza practicando 5 minutos cada día y ve aumentando el tiempo hasta 30 minutos.
  • Casi todas las prácticas de meditación comienzan con cinco o diez minutos de kaya shtairyam. Por tanto merece la pena aprender bien este método, no solamente por que vale para adentrase en otras practicas sino porque es completo y profundo en si mismo

Fernando Pardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*