Meditación metta bhavana

Se trata de una práctica tradicional compartida tanto por el yoga como por la sabiduría budista. Su objetivo principal es despertar sentimientos positivos de amistad, benevolencia y especialmente compasión hacia todos los seres sin distinción.Si la meditación es la fuente, la compasión es el rebosar de esa fuente.

Es también una herramienta fantástica para canalizar positivamente las energías emocionales. Puede ser realizada al final de cualquier meditación o como práctica única.

La estructura de la práctica es la siguiente:

  1. Se comienza haciendo una reflexión global de cómo ha sido la vida de uno hasta ahora. Con valentía  y cierta distancia se observan los sufrimientos padecidos. A continuación se evoca el deseo de liberarnos del sufrimiento  y se desarrollan buenos sentimientos hacia uno mismo.
  2. Después se hace lo mismo con un amigo o ser querido.
  3. A continuación con alguien indiferente
  4. Después con una persona con la que tengamos una relación difícil. Esta fase es mejor realizarla cuando tengamos cierta práctica.
  5. Se medita sobre el sufrimiento de todos los seres y se evocan deseos sinceros de querer liberalos.
  6. Finalmente se desea buenos sentimientos de compasión y felicidad hacia todos los seres.

Nota: Esta meditación, como toda meditación exige práctica. Si te cuesta desarrollar sentimientos positivos hacia los demás, sobretodo hacia las personas que te resultan indiferentes o con las que tienes una relación difícil, no te preocupes, es habitual. Continúa practicando. No se trata de ser hipócrita. Poco a poco iras generando la energía necesaria para sentir estos sentimientos de verdad.

 Desarrollo

Se puede practicar tumbado o en postura tradicional de meditación. Puedes comenzar practicando unos minutos kaya shtairyam. A continuación toma conciencia de la zona de tu pecho  y visualiza la llama de una vela en el centro. Piensa en como ha sido tu vida hasta ahora…… piensa en los  sufrimientos que hayas padecido físicos, emocionales, mentales, etc… .. obsérvalos con cierta distancia, con sabiduría. A pesar de las dificultades que hayas tenido desarrolla un sentimiento positivo de gratitud hacia lo recibido y deséate a ti mismo felicidad en todos los aspectos de tu vida.  Desea liberarte del sufrimiento. Evoca el sentimiento de generosidad,, benevolencia y compasión hacia ti mismo……….

Piensa ahora en un ser querido, trata de visualizarlo con claridad. Puedes imaginarte a ti mismo con él. Piensa en el sufrimiento que haya podido padecer esa persona, ponte en su piel………Ahora desarrolla el deseo de ayudar a liberar a tu ser querido del sufrimiento , transmítele los mismos sentimientos positivos que generaste hacia ti mismo. Puedes visualizarlo siendo feliz en su vida……

Trae a tu mente a una persona que te resulte indiferente. Quizás alguien con el que te cruces a diario; la panadera, el portero, la cajera del supermercado, etc. Date cuenta de los sufrimientos que puede haber pasado esa persona o que pueda estar pasando. Traslada a esta persona tus mejores sentimientos  de afecto y cariño y deséale felicidad en su vida. Desea liberarlo del sufrimiento.

A continuación y si te ves con fuerza suficiente piensa en alguien con el que mantengas una relación difícil. Date cuenta que a pesar de que esa persona tenga otra visión de la vida distinta a ti en el fondo busca lo mismo que tú, ser feliz. Piensa en los sufrimientos que podría padecer esa persona……  Transmítele tus mejores deseos de felicidad y de estar libre del sufrimiento. Observa si estos sentimientos son sinceros, si no lo son, no te preocupes, no  trates de engañarte. De momento es suficiente con que lo hayas intentado.

Piensa en el sufrimiento del mundo, la gente en los hospitales, los niños que no tienen para comer……….Evoca el deseo sincero de que todos los seres se liberen del sufrimiento….

 

Ahora nota como se relaja tu rostro…tus manos…..tu tronco…tus piernas……Siente que eres uno con toda la Tierra…………….Desarrolla este sentimiento de unión….. siente que formas parte de todos los seres……….. Ahora traslada tu atención al centro del pecho e imagina una luz radiante y amorosa o también las ascuas de una gran hoguera sagrada….

Evoca ahora sentimientos de felicidad y prosperidad hacia las personas que estén cerca de ti en estos momentos…..después incluye a las personas de tu edificio o lugar en el que te hayas…….a continuación a todas las personas de tu ciudad…..de tu país, de tu continente, incluye a los animales y plantas……..ahora incluye a todo el planeta…..a todo el sistema solar…a toda la galaxia…..a todo el Universo…..Compasión, felicidad, prosperidad, benevolencia hacia todos los seres………

Fernando Pardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*