ORIGENES Y EVOLUCIÓN DEL YOGA

 

Resulta difícil establecer el origen histórico del yoga, suele haber disparidad de opiniones entre los expertos. Hay que tener en cuenta que el yoga tradicionalmente se ha transmitido de forma oral de maestro a discípulo, de corazón a corazón a lo largo de los siglos, por lo que determinar la fecha exacta es muy complicado.

La mitología de la India cuenta que el origen del yoga se pierde en la memoria de la humanidad y tendría una antigüedad de muchos eones (un eón o kalpa equivale a 4320 años). Diversos indólogos e historiadores afirman que el yoga es anterior a los Vedas (los textos más antiguos de la humanidad) y podría tener una antigüedad de 5000 años o más y su origen se situaría en la cultura drávida de la India o incluso anterior a esta. Para otros expertos, el yoga tiene su origen en la cultura védica.

En las excavaciones llevadas a cabo en las regiones de Mohenjo-Daro en el sur de la India y Harapa en el norte, se han descubierto diversos objetos con representaciones de individuos -posiblemente divinidades- realizando posturas yoguicas y en actitud meditativa. Tales objetos podrían tener una antigüedad de aproximadamente 3500 años o incluso más.

A pesar de todos estos hallazgos, el origen del yoga sigue siendo un misterio. La mitología de la india atribuye a Shiva su creación, en el contexto del yoga los Dioses representan estados superiores de conciencia del ser humano (amor, bondad, compasión, etc), Shiva representa la Conciencia Suprema. Se dice que Shiva estaba en una Isla desierta enseñando la ciencia sagrada del yoga a su esposa Parvati pero había por allí un pez que estaba muy atento escuchando la enseñanza, este pez se convirtió en el mítico sabio Matsyendra un transmisor del conocimiento yoguíco para la humanidad.

Desde una perspectiva humanista se ha considerado al yoga arraigado en lo profundo del inconsciente colectiva de la humanidad. El yoga surgiría de la necesidad profunda de conocerse, de realizarse y en este sentido; ¿en donde está su origen?……..Para muchos yoguis el yoga no tiene origen, siempre ha existido y su enseñanza es eterna.

Los VEDAS son los primeros textos donde se mencionan ciertos conceptos del yoga. Aunque serán las UPANISHADS (entre el 800 y 500 a.C) –que constituyen la esencia del veda– las que saquen el yoga a la luz. Veda significa conocimiento o saber, y se refiere a los libros sagrados tradicionales de la india, escritos en védico.

Con respecto a las UPANISHADS encontramos las siguientes referencias sobre yoga:

  • Taittiriya Upanishad: aparece el término yoga, se nombran los CHAKRAS (centros psico-energéticos), la energía KUNDALINI, y algunas técnicas de meditación.
  • Svetashvatara Upanishad: se dan instrucciones para la práctica de yoga.
  • Nadabindu Upanishad: se describen los sonidos místicos y el MANTRA OM.
  • Maitrayani Upanishad: se citan las formas fundamentales de yoga; laya-yoga, mantra-yoga, hatha-yoga, raja-yoga.

Con las Upanishads también surgirán conceptos como; brahman, atman, karma, maya, dharma, etc, que serán la base para las distintas escuelas de pensamiento posterior. El mensaje esencial de las UPANISHADS es que el Ser (nuestra naturaleza profunda) solo puede conocerse a través de uno mismo y no por meras especulaciones.

Hacia el siglo V a.C aproximadamente el yoga penetra en la BHAGAVAD GUITA, poema de gran belleza que narra la conversación mantenida entre Krishna y Arjuna antes del inicio de una batalla. En él se desarrollan las sendas del karma-yoga y bhakti-yoga. La esencia del GUITA es la acción desinteresada y su mensaje es que el individuo debe de cumplir con su deber (actuar en el mundo) renunciando a los frutos de sus acciones, siendo el desapego la virtud fundamental.

Finalmente el yoga queda establecido en el siglo XIX como una de las seis escuelas ástikas -que aceptan la autoridad del veda- del pensamiento indio junto con el Vedanta, Sankhya, Mimamsa, Nyaya y Vaisheshika. Las escuelas heterodoxas o dárshanas nástikas que son las que no aceptan la autoridad del veda, están compuestas por los materialistas o charvakas, el budismo y el jainismo. A pesar de que el yoga constituye una de las escuelas del pensamiento indio, sigue siendo independiente de toda institución o grupo. Gran cantidad de filosofías, religiones y escuelas de pensamiento se han servido del yoga en sus prácticas

Patanjali, entre el 400 y 300 a.C, se encargará de ordenar y sistematizar el RAYA-YOGA a través de los YOGA SUTRAS o aforismos, en los que se exponen los principios, las fases y los fines del yoga. Los YOGASUTRAS son uno de los primeros tratados de psicología de la humanidad.

Posteriormente surgirán distintos textos de HATHA YOGA como: el HATHA YOGA PRADIPIKA de Swatmarama en el siglo XV, GORAKSHA SAMITHA de Goraknath, el GHERANDA SAMITHA de Gheranda, SHIVA SAMITHA de Shankara.

Durante los siglos XIX y XX, nacerán muchos de los maestros del yoga más conocidos como; Ramakrishna, Ramana Maharshi, Lahiri Mahasay, Krishnamurti, Vivekananda, Anandamayi, Aurobindo, Swami Sivananda, Swami Satyananda, Yogananda, etc. Todos ellos han enriquecido la enseñanza y han servido de guía a miles de personas en todo el mundo.

Resumen cronológico

Resumiendo; el origen del yoga se remonta a tiempos inmemoriales. Su historia puede ser encuadrada de forma orientativa en distintos períodos históricos:

Un primer período, sería anterior a los vedas cuyo origen podría estar en la cultura drávida o incluso anterior a ella. No hay textos escritos.

Un segundo periodo, de hace 3000 o 5000 años. Su texto fundamental serian las UPANISHADS.

Un tercer período, ubicado aproximadamente en el siglo III a.C., basado en los YOGA SUTRAS de Patanjali.

Un cuarto periodo, situado entre el siglo VIII y el XV d.C. Durante este período se redacta; el. Hatha Yoga Pradipika de Swatmarama, el Goraksha Samhita de Goraknath, el Gheranda samhita de Gheranda y Shiva Samhita de Shankara entre otros.

Un quinto período, que abarcaría los siglos XIX y XX. Es la época de los yoguis contemporáneos. Serán los encargados de difundir el yoga por todo el mundo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*