Relajación yoguica clásica

La relajación es un arte. Es el arte de aprender a liberarse de las tensiones que todos acumulamos por diversos motivos. Es el arte de aprender a fluir con lo que la vida nos va ofreciendo a cada instante. Y es el arte de aprender a soltar.Los beneficios de la relajación son innumerables.  La relajación del cuerpo y la mente trae armonía y plenitud a tu vida. Una mente en tensión trae como consecuencia un cuerpo lleno de tensiones y esto degenera en enfermedad. La relajación ayuda en este sentido a prevenir enfermedades.

Postura tradicional de relajación

Shavasana es la postura tradicional que tiene el yoga para practicar la relajación. Se realiza tumbado boca arriba en el suelo. Hay que situar una esterilla o manta debajo del cuerpo y poner un cojín debajo de la cabeza, aunque algunas personas están más cómodas sin cojín. Es conveniente taparse con una manta por encima, ya que la temperatura del cuerpo tiende a descender durante la práctica. Una vez hecho esto separa las piernas el ancho de las caderas, dejando que los pies caigan hacia los lados. Brazos a lo largo del cuerpo con las palmas de las manos hacia arriba preferiblemente, salvo que esto te resulte incómodo, en ese caso puedes ponerlas boca abajo o de lado. Aleja los hombros de las orejas. Es importante que el cuerpo permanezca inmóvil y cómodo durante toda la relajación. Los ojos cerrados y sin presión. Los labios juntos pero los dientes sin presión.. Algunas personas pueden necesitar cojines extra debajo de las rodillas y en la zona lumbar para sentirse cómodas.

Existen diversas técnicas de relajación, a continuación se detalla una técnica clásica que utilizo con frecuencia en clase con mis alumnos:

Instrucciones para la práctica

Adopta la postura de shavasana siguiendo las instrucciones dadas anteriormente. Puedes comenzar practicando varias respiraciones yoguicas completas. Después deja la respiración natural……Con cada espiración el cuerpo se afloja más y más….. Comenzamos a dirigir la atención mental a las distintas partes del cuerpo para poder obtener una profunda y reparadora relajación. Primero hay que percibir cada zona corporal y después sentir como se relaja.

a) Puntos de contacto del cuerpo con el suelo

Siente las nalgas en contacto con el suelo. Nota si hay alguna tensión y si fuese así ablanda esa zona. Esta zona suele estar bastante agarrotada debido a las prisas. Nota el contacto de tu talón derecho y el suelo. Talón izquierdo y suelo.  Pantorrillas y suelo…muslos y suelo….Brazo derecho y suelo, mano derecha y suelo. Brazo izquierdo y suelo, mano izquierda y suelo.  Zona media de la espalda y suelo. Omoplatos y suelo. Cabeza y suelo. Todo el cuerpo y el suelo….

b) Ablandamiento

Comenzamos llevando la atención a los pies y a las piernas, aflojando y soltando todos los músculos de esta zona. Visualiza y siente como se relajan y descongestionan los pies y las piernas. Perciba los pies y las piernas en contacto con el suelo…… Pausa

Ahora dirigimos la atención al estómago y al pecho, visualizando y sintiendo cada vez más y más relajados estomago y pecho. Nota como se aflojan se sueltan y se abandonan……… Vamos ahora con la espalda, los hombros, los brazos y las manos aflojando y relajando…… Visualiza y siente  toda la espalda, hombros, brazos y manos en contacto con el suelo. Nota como te hundes, como la tierra te atrae y te abraza como una madre a su niño. Déjate abrazar….

Pasamos al cuello. Percibe el cuello blando y flojo….nota como poco a poco  desparece toda tensión y rigidez…….A continuación percibe tu rostro y siente como al posar tu atención en esa zona los músculos faciales se aflojan….. La frente se vuelve amplia….como un cielo infinito…el entrecejo se alisa….los ojos descansan…..los parpados suaves….siente la nariz y los labios descansados,  las mejillas  blandas ……la mandíbula floja

Siente todo el cuerpo a la vez…..Todo el cuerpo flojo suelto y relajado …. , cada vez se hunde más y más. …la relajación va calando hacia niveles más profundos del cuerpo, músculos, huesos, órganos internos, células, átomos….

c) Profundizando

Siente que la relajación llega a todos los niveles físico, mental, emocional y espiritual. Nota como te diluyes y te expandes en la inmensidad….. Esta experiencia te llena de plenitud y vitalidad. Permanece sereno y tranquilo….. Pausa prolongada …………Como ultimo punto de referencia puedes descansar sintiendo tu respiración natural fluir en las fosas nasales o en el vientre. Completa, tranquilidad, descanso, serenidad y plenitud…………

d) Final

Cuando lo consideres oportuno abandona poco a poco la relajación, moviendo despacio las diferentes zonas del cuerpo, empezando por pies y manos. Tómate tu tiempo, puedes bostezar, estirarte, etc. Incorpórate con calma.

Fernando Pardo 

Escuela de yoga SATYALOK

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*