Silencio interior (antar mouna) fase 1

 

INTRODUCCIÓN

“Antar” es una palabra sanscrita que significa interior y  “mouna” quiere decir silencio, por tanto “antar mouna” es la práctica del silencio interior. Es un sistema yoguico tradicional de meditación desarrollado en seis fases con una gran capacidad para purificar la mente y llevarnos hacia el estado natural de silencio interior, estableciéndonos en el testigo silencioso. Esta práctica fue ordenada y sistematizada por  Swami Satyananda Sarasvati. Antar mouna además de ser una poderosa herramienta de autoconocimiento, posee un alto valor terapéutico para solucionar conflictos internos y liberar la mente de tensiones.

Una parte de la práctica es similar al sistema budista de meditación vipassana, pero con algunos matices distintos. También engloba algunos principios de la psiquiatría moderna.

Antar mouna esta perfectamente ordenado para desarrollar progresivamente las tres fases esenciales hacia el estado de meditación: pratyahara (interiorización) , dharana (concentración)  y dhyana (meditación) La esencia de la practica es la conciencia testigo, conocida en yoga como sakshi bhava

Ese importante en permanecer en la actitud de ser un observador de todo lo que vaya aconteciendo.

A continuación presentamos la fase 1, poco a poco se iran describiendo las seis fases completas:

 DESCRIPCIÓN Y PRÁCTICA DE LAS FASES DE ANTAR MOUNA

FASE 1: CONCIENCIA DE LOS ESTIMULOS EXTERNOS

Descripción

En esta fase la atención se enfoca sobre los estímulos que nos llegan del exterior, esto acaba generando paradójicamente un desinterés sobre los mismos y el desarrollo del estado mental de pratyahara o interiorización. Esta es una fase de antar mouna que se puede practicar en todo momento ya que constantemente estamos rodeados de estímulos externos. La práctica de esta fase nos ayuda así mismo a aumentar nuestra resistencia contra las molestias externas del mundo, reduciendo la influencia que tienen en nuestra percepción.  Lo habitual en esta fase en enfocarse sobre los sonidos, pero también se puede trabajar con las percepciones que nos llegan a través del tacto, del olfato o incluso del gusto. Los ojos permanecen cerrados.

 

Práctica

  1. Siéntate en una postura de meditación cómoda y estable. Mantén la espalda derecha, pero sin rigidez.
  2. Toma conciencia de tu cuerpo. Siéntelo. Nota tu postura de forma global……..
  3. Ahora ve desplazando la atención desde los pies a la cabeza sintiendo cada zona del cuerpo. Pie derecho, pie izquierdo, pierna derecha, pierna izquierda, ambas piernas a la vez, tronco, brazo y mano derecha, brazo y mano izquierda, cuello, rostro, cabeza. Todo el cuerpo a la vez firme y estable.
  4. Toma conciencia de las sensaciones táctiles de tu cuerpo. Nota los puntos de contacto de tu postura con el suelo. Nota las sensaciones de tu ropa sobre la piel. Siente la temperatura corporal. Trata de percibir algún olor del lugar en el que te encuentras. Algún sabor en tu boca….
  5.  Ahora toma conciencia de los sonidos externos que llegan a ti. Quizás escuches sonidos de coches, voces de personas, ruidos de teléfonos, radio, televisión, etc da igual como sea el sonido, simplemente se consciente de él con total desapego. No emites ningún juicio acerca del sonido, ni pensamiento, ni análisis, solo se consciente de ellos sin importar su causa. Si escuchas por ejemplo el sonido de un coche, solamente presta atención al sonido que llega a ti no comiences a enredarte con pensamientos acerca del sonido del coche. Solo escucha dejando que los sonidos lleguen, se mantengan el tiempo que sea,  se vayan y  den paso a nuevos sonidos.  De momento no escojas ningún sonido en concreto solamente escucha de forma global todos los sonidos que se van presentando.
  6. Ahora escoge un sonido que se presente de forma mas prominente y concéntrate en el, excluyendo todos los demás sonidos…… Después de un tiempo céntrate en otro sonido, continua así un rato.
  7. Ahora vuelve a escuchar de forma global. Mantén la conciencia testigo. Intenta percibir todos los sonidos, desde los más evidentes y cercanos, hasta los mas sutiles y lejanos……..
  8. Toma conciencia ahora de tu respiración en las fosas nasales. Deja a un lado la atención sobre los sonidos, estos seguirán ahí pero ya no te causaran molestia. Observa el proceso de tu respiración. Percibe todo el cuerpo de la respiración. No alteres el ritmo de la misma. Déjala libre y espontánea. Observa las pausas que se producen de manera natural sin que tú hagas nada, al final de la inspiración y al final de la exhalación. Estas pausas son especialmente importantes. Date cuenta de la gran calma que generan……
  9. Vuelve a dirigir tu atención hacia los sonidos del exterior de forma global y después de un rato vuelve a observa la respiración como en el punto anterior. Alterna de esta manera observando un tiempo la respiración y otro rato percibiendo los sonidos.
  10. Canta Om tres veces. La fase 1 de antar mouna está concluida. Practica durante dos meses y después pasa a la fase 2.

Fernando Pardo

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *


*